Tech House

El house, es el precursor, el origen de la música electrónica. Todo comenzó en Chicago en la década de los 80s y más adelante en Nueva York y Detroit. El género es puramente electrónico, intenso y poco comercial, cuya estructura no siempre tiene un orden establecido o directamente es una repetición constante de principio a fin, sus influencias parten por las variantes del Soul, Funk y la música Disco. Los instrumentos comunes que se usan en la creación y producción del género son el secuenciador, sintetizador, sampler, caja de ritmos, bajo eléctrico, percusión, keytar y DAW.

El término de “música house” tiene su origen en un club de Chicago llamado “The Warehouse” que existió entre 1977 y 1982, donde tocaba el Dj Residente Frankie Knuckles, la música que él ponía ahí luego era etiquetada por las tiendas de discos como “oído en el Warehouse”, lo que luego fue acortado como “House”.

Así comenzó la evolución de este género musical, donde podemos encontrar múltiples artistas destacados del género puramente como tal, también ha sido inspiración para otros artistas de distintos géneros instalándose más fuertemente en el pop.

El House también contiene muchos subgéneros y fusiones que dan pie a esa necesidad musical de escuchar nuevos ritmos, nuevos sonidos. Personalmente disfruto el House que nace desde el Soul, el Funk y el disco, el trabajo de producción trae como resultados excelentes álbumes y posteriormente memorables sesiones a las que podemos acceder fácilmente gracias a canales de difusión en YouTube tales como Boiler Room y Slam!, existen muchos canales más pero éstos dos son los más puristas por así decirlo.

Volviendo a la historia, para muchos el House comenzó en Detroit lo que parece lógico debido a que cuando más se difundió el género fue en los 90s en Detroit, que ya traía su origen desde Chicago, y que claramente desde ahí creció y se expandió a todo el mundo. Para finalizar les dejo en los iconos correspondientes, un par de Set favoritos en Youtube y una muy buena lista en Spotify, con unos buenos audífonos, disfruten.

Rhazel®

Comparte este artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *